Fuego y agua

La luz ilumina un pequeño círculo
rodeado por la oscuridad
infinita.

La llama es frágil
tiembla
la luz está en peligro
en cualquier momento
se puede apagar
volverá la oscuridad completa.

Basta un poco de agua
para terminar con el fuego
el agua es incolora
indiferente a la luz.

Tenemos que cuidar la llama
mantenerla seca
para que no se apague.

Pero nosotros
estamos hechos de agua
somos agua
dominada
contenida en células
la encierran
no la dejan escapar
tener controlada el agua
nos da dominio sobre el fuego.

Tenemos que evitar
que el agua de adentro
se nos escape
nos apague el fuego
y se nos vaya la luz.

Tagged on: